Close

Nuestra historia

Barbara y Gilles, fundadores de ELIXIR y veteranos de lo industria de bebidas naturales, aceptaron el reto que les hicieron sus hijos pequeños: diseñar una “soda” (como llaman al refresco en Monterrey, Nuevo León, ciudad en la que viven nuestros fundadores), con una condición particular: tendría que ser una “soda” que los niños pudieran tomar, en las cantidades que quisieran, y sin tener que “pedir permiso”.

Superar el reto fue más complicado de lo que parecía:

tendría que ser una bebida libre de calorías, sin edulcorantes de ningún tipo, de origen 100% natural, con empaque sustentable, y, por si fuera poco, tendría que ser deliciosa para chicos y grandes.

El resultado es ELIXIR ATHIA: una línea de aguas minerales que surgen de los manantiales de Tehuacán, Puebla. El nombre ATHIA está inspirado en el término griego “Vathos” que significa: “proveniente de las profundidades”.

Nuestras aguas minerales están infusionadas con diferentes combinaciones de esencias naturales que elevan a un plano superior las bondades de frutas y botánicos cuidadosamente curadas para el deleite de nuestros consumidores.

ATHIA es perfecta para cualquier evento; puede ser un buen amigo en un ambiente casual y relajado, o un acompañante de lujo para las más finas mesas de la alta gastronomía internacional.

Su balance de carbonatación ligera y un toque de sofisticados sabores marida sin esfuerzo con cualquier comida sin robarle el estrellato, o puede ser un momento de pausa y deleite al disfrutarse bien fría después de hacer ejercicio.

Desde niños retadores hasta expertos en mixología a escala global: ELIXIR ATHIA tiene algo para todos.