Close
Back

Regresar

Adelgaza con un Cuerpo Alcalino: Parte 2

por athwuEw9ia
2 Dic 15

El día de hoy vas a aprender por qué es malo para el cuerpo tener una carga ácida neta, la relación que tiene con tu peso corporal y cómo puedes reducir los niveles de ácido en tu cuerpo para bajar de peso.
En el artículo pasado te expliqué la definición del pH y la importancia de mantener un cuerpo alcalino para estar sano y tener un metabolismo eficiente.
Así que empecemos……

¿Por qué es malo para el cuerpo tener una carga ácida neta?
Para entender la repuesta a la pregunta anterior, tienes que entender que cada célula de tu cuerpo funciona de manera óptima dentro de un cierto rango de pH. En células diferentes, este rango óptimo difiere, sin embargo, el pH neto del cuerpo tiene que mantenerse estrechamente regulado. Por ejemplo, la sangre, que es el fluido más importante del cuerpo, requiere un pH entre 7.35 y 7.45, y esto es ligeramente alcalino.
Si el pH de nuestra sangre se sale tantito de este rango, entonces nos morimos. Por otro lado, el estómago tiene que tener un pH ácido para poder desdoblar y digerir las proteínas de manera correcta. El pH del estómago está generalmente alrededor de 2.0, lo que indica que es altamente ácido. Así que recuerda: la sangre necesita estar alcalina y el estómago ácido.

Un problema común de muchas sociedades industrializadas es que sus dietas producen una acidez metabólica crónica. Esto se identifica como un estado en el que el cuerpo se encuentra crónicamente ácido. En este caso, el potencial de carga renal de nuestras dietas el alto, lo que significa que nuestro cuerpo está continuamente ácido.

Es importante aclarar que hay varias enfermedades que inducen una acidez metabólica severa. Y en el caso de la acidez ocasionada por la dieta, estamos hablando de elevaciones sub-clínicas, por eso es probable que tu doctor no note este problema. Pero esto no quiere decir que no lo tengas, ya que tus células sí reconocen este problema.

Entonces, ¿por qué es malo tener este grado de acidez crónica sub-clínica?
El cuerpo necesita, a toda costa, operar en un pH estable, y cualquier carga ácida dietética debe de ser neutralizada por un número de mecanismos que producen una homeostasis alcalina. Entonces, aunque el pH de la sangre se mantenga y tus pruebas de sangre salgan bien, las células de tu cuerpo no dejan de sufrir. Y una de las consecuencias más severas de los intentos que hace tu cuerpo para mantenerse en un pH constante al encontrarse con un medio ácido es INCREMENTAR LOS DEPOSITOS DE GRASA.

Cuando la sangre de tu cuerpo es muy ácida, el cuerpo va a encontrar maneras de protegerse de los efectos dañinos de este ambiente ácido. Entonces el cuerpo manda señales para que el exceso de ácido se acumule en las células grasas. Cuando esto ocurre, se vuelve mucho más difícil que puedas bajar de peso porque tu cuerpo necesita aferrarse de las células grasas para poder seguir protegiéndose de toda la acumulación acida. ¡Por lo que si te deshaces del exceso de ácido, también te vas a deshacer del exceso de grasa!
Mas allá, la acidosis también nos lleva a tener niveles más altos de cortisol, lo cual a su vez interrumpe la regulación de insulina, causando otra señal para que tu cuerpo acumule más grasa. Y en muchos casos, la acidosis también daña el funcionamiento de la glándula tiroidea, la cual es responsable de tu metabolismo. El resultado es que será más fácil que subas de peso y menos fácil que quemes calorías.

¿Cómo podemos reducir los niveles de ácido de nuestros cuerpos?
Básicamente, necesitas hacer cambios simples y efectivos en tus hábitos alimenticios para lograr niveles de alcalinidad óptimos. Un buen primer paso es incluir un jugo verde alto en espinacas, kale, acelgas y lechuga romana como parte de tu dieta todas las mañanas. Otro buen paso es un incluir una ensalada grande de hojas verdes en cada una de tus comidas.

Así que la clave para empezar a bajar de peso está en reducir la carga ácida de tu cuerpo. Si intentas bajar de peso sin lograr esto, tus intentos serán en vano. Y si no sabes por dónde empezar, puedes tener una consulta de nutrición conmigo.

Espero que hayas disfrutado de este artículo y que poco a poco empieces a implementar nuevos pasos que te lleven a nutrir tu cuerpo, mente y alma…
Hasta pronto,
Mónica
www.monicarodriguez.mx
PD. Si tienes dudas o quieres agendar tu cita, mándame un mail a  monica@monicarodriguez.com

TE DAMOS 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA

Recibe las últimas noticias, lanzamientos, eventos y promociones directo en tu inbox.

síguenos